Hombre Masa: Los Cuadernos de Pepecito Torres

Ciego y violento, el vulgo rige; la multitud se impone y la plebe indica el futuro: lo
niega. Y es la víspera ya del fin del mundo: todo nos fue dado pero perdimos la
esperanza. Nunca hubo evangelio sencillo que aliviara nuestras feroces
necesidades.
Hasta el advenimiento de Pepecito Torres.

Universo único que habita el material, Torres ha dado con la Solución de Todo. Halla
su esencia en un "sufro, ergo soy que deriva en nuestro sino de condenados a la
felicidad. Descubre nuestra justificación en la capacidad humana de fundir el bien y
el mal en el Innombrable que nos pensó para amarnos, y todo lo anota en su Primer
Cuaderno.

Hermano de los pobres, corre la vista por la cuna que le diera el azar. Devela la
suerte de las naciones y receta en su Cuaderno Segundo la senda de felicidad que
se ofrece a los millones de víctimas que comparten su agotado planeta.

Turista del Imperio que asola el universo, su Cuaderno Tercero expresa una
condena al mostrar falsas las ciencias y religiones que convergen para exterminar a
esclavos y otros excedentes mientras la historia cierra un progreso demente.

Su Cuaderno Cuarto halla que el Maestro de Occidente no fue cristiano, fracasó en
su misión y tanto le amaron sus discípulos que prefirieron el dominio temporal del
mundo, pero también que Jesús camina con cada quien que le nombra.

Hijo de sus tiempos, Torres dedica su Cuaderno Quinto a su enemigo, el sufrimiento,
y halla entre los pasos del Ungido el Plan de Dios, la Solución de Todo y el Milenio
que el Salvador concibiera: su Gloria realizada para goce de todos.